CETEST está acreditado para llevar a cabo ensayos de ruido conforme a normas como ISO 3095, ISO 3381, TSI 1304/2014, UIC 651, EN 15892, EN 15153 y UIC 644, entre otras.

CETEST acredita una gran experiencia en la realización de ensayos de ruido y acústica para proyectos ferroviarios en todo el mundo. Dichos ensayos se exigen como parte de la evaluación de la seguridad del vehículo.

CETEST dispone de la última tecnología (micrófonos, arrays, herramientas hardware/software de adquisición y postratamiento), para llevar a cabo diversos ensayos: ruido interior y exterior, advertencias acústicas, intensidad acústica, inteligibilidad hablada, etc. Los citados medios permiten el desarrollo del ensayo según los requisitos de medida especificados en las normas correspondientes, así como el poder ofrecer una gran capacidad de investigación para fenómenos asociados.

CETEST, además, realiza complejos ensayos de investigación combinados, en los que se valora al mismo tiempo vibración y acústica o aerodinámica y acústica.

Algunos ejemplos de los ensayos de ruidos que suele realizar CETEST:
  • Ensayo de ruido interior en la cabina de conducción. Se trata del ensayo de bocina conforme a TSI 1304/2014 y EN 15892. Si la cabina contiene más de un set de mandos completo para la conducción, los ensayos deberán realizarse en cada uno de los puestos.
    Los ensayos de ruido interior en parado y con la bocina se llevan a cabo según EN 15892. Los ensayos se desarrollan con las diferentes frecuencias de la bocina, trabajando a la presión nominal.
    Los niveles de ruido en el interior de la cabina se miden también en marcha, y las mediciones se realizan a la altura del oído del conductor.
  • Los niveles de ruido exterior en parado se miden en las posiciones definidas por las normas ISO 3095 y TSI 1304/2014. Los puntos de medición se ubican conforme al principio de reducción descrito en la norma ISO 3095.
    Los niveles del ruido exterior se miden en marcha y en distintas posiciones, según las normas mencionadas. Los vehículos circulan a distintas velocidades de servicio, según se defina en cada proyecto.
    Para la aceleración desde parado, la posición de medición se ubica según indica la norma ISO 3095. Tal y como se indica en TSI 1304/2014, los vehículos aceleran de forma continua desde parado hasta la velocidad objetivo para, a continuación, reducir el esfuerzo de tracción para mantener la misma velocidad.
  • La valoración de la rugosidad de carril y la tasa de atenuación de la vía se evalúan conforme a ISO 3381 e ISO 3095. También se aplica el procedimiento indicado en la norma EN 15610 para medir la rugosidad de carril.

Gracias a nuestra experiencia, además de en ensayos normativos, CETEST ha participado en proyectos de investigación de problemas en servicio y ha llevado a cabo ensayos no normalizados asociados con los problemas de ruido.