CETEST está acreditado para llevar a cabo ensayos de evaluación del confort conforme a la norma EN 12299.

Los ensayos de confort están diseñados para cuantificar los niveles de confort debidos a los movimientos de la caja. También se valoran otros factores como la temperatura, humedad, ruido, etc., conforme a criterios específicos.

El comportamiento del vehículo depende de las condiciones de marcha: velocidad, carga, estado y trazado de la vía, entre otras. Todas ellas influyen en el confort percibido por los pasajeros. Así, se llevan a cabo ensayos en función de cada una de las condiciones de valoración siguiendo los métodos definidos en las normas internacionales.

CETEST evalúa el movimiento del vehículo midiendo las aceleraciones en el rango que afecta a la percepción humana del confort, que se procesan para obtener el índice de confort.

El comportamiento del vehículo depende de las condiciones de marcha: velocidad, carga, estado y trazado de la vía, entre otras.